Fin del reservorio

Los reservorios igual que vienen, se van…

Creo que me lo he quitado con un poco de antelación, pero no tengo intención de usarlo más.

Me molestaba, no podía mover el brazo, he terminado el tratamiento…no había más razones para tenerlo puesto.

La extracción también tiene su protocolo, bastante parecido al de su implantación, como comentaba en “Área quirúrgica” 

Acudes a cirugía ambulatoria, te ponen una vez más la dichosa batita del culo al aire, y al quirófano.

Vuelvo a encontrarme con mis compañeros, mismo quirófano, mismo anestesista, pero esta vez la expresión de la cara es diferente. Ahora hay sonrisas, ya termina parte de esta pesadilla. Es solamente un “tapón”, pero quitarlo supone dar un paso más y acercarnos a la meta.

La intervención dura unos 20-30 minutos. Anestesia local en la zona, vuelven a abrir y solo notas una molestia y un poco de presión. Y mucha felicidad…

Ponen un vendaje compresivo que hay que llevar durante dos días para evitar hematomas.

Una vez terminado, me dan un zumito para reponer fuerzas y ya me puedo ir a  mi casa con una nueva cicatriz de mis múltiples batallas.

En casa hay que tener una serie de cuidados durante los días previos a extraer los puntos:

  • Lavarlo con agua y jabón
  • Secarlo con cuidado
  • Poner betanide
  • Taparlo con un apósito para evitar que se enganche en alguna prenda

Y hacer vida totalmente normal.

Espero tener ya los puntos suficientes para canjearlos por una vajilla 😉

Anuncios

3 comentarios

  1. Por qué sacarlo?? Tenerlo puesto significa preservar las venas y no sufrir con cada extracción de sangre (algo que seguro nos van a seguir haciendo durante mucho tiempo).
    Llevo un reservorio hace 10 años y no contemplo sacarlo.
    Analíticas, TAC y todo lo que​ me quieran pinchar va por ahí.
    He aprendido a usar bien los brazos y los hombros. A no cargar más de la cuenta y a no dar importancia a los comentarios absurdos de quiénes perciben que ahí hay algo “raro”.
    Todo lo que​ hay que hacer es heparinizarse cada cierto tiempo. Igual que me lavo los dientes cada día, me heparinizo cada tanto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s