Resonancia Magnética para im-pacientes

Después de mucho tiempo esperando por fin me toca realizar una Resonancia.

Antes de entrar debemos rellenar un pequeño cuestionario, donde hay que indicar si llevas algo metálico dentro del cuerpo, como en mi caso, que llevo dos clips quirúrgicos, si eres claustrofóbico, si llevas marcapasos, o alguna prótesis, incluso la altura y el peso, y señoras, aquí no podemos regatear que luego vuelven a pesarnos…

Muchas pensareis que esta prueba ya nos la han hecho a la mayoría antes de empezar con todo, pero no está de más recordarlo, solemos confundirlo con un TC, con un scanner, pero luego llegas a la cita y piensas “esto no era lo que pensaba, ¿y ahora que me van a hacer?”
Aquí no trabajamos con radiaciones como en el TC, usamos campos magnéticos con unos imágenes gigantes, y colocamos unas antenas para transformar en imágenes la señal que nuestro cuerpo emite al alinear los átomos de hidrógeno en los imanes.

Estos imanes son tan potentes que es peligroso acercarnos con objetos metálicos.

La Resonancia es ese tubo en el que te meten dentro por completo, donde hace mucho frío y ruido, te dan una perita por si te pasa algo les avises, y ahí te quedas un rato con la música celestial de un tablao flamenco.

Esta prueba suele durar entre 20-25 minutos aprox , dependiendo de la zona a explorar, así que buscad una postura lo más cómoda posible 😉

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s