Cuando pierdes la cabeza

Cuando te dicen que en 18-21 días se caerá el pelo empiezas a darlo vueltas, y a descontar los días pensando si cortártelo, rapártelo, o ver como se cae y ya buscaré una solución.

Yo opté por ir cortándomelo. Lo hice al poco tiempo de saber el diagnóstico porque sabía que se caería y el impacto psicológico sería menor. Lo que no sabía es que se cae de golpe.

Un día te metes a la ducha y de repente te conviertes en un oso pardo, llena de pelos por todas partes que vienen de tu cabeza, y se pegan en el cuerpo con el agua que cae.

Tengo que reconocer que ha sido uno de los peores momentos, no porque se caiga el pelo, más bien por la sensación.

Cuando salí de la ducha no dudé en rapar lo que quedaba, no quería pasar por eso una vez más.

Había pensado que me lo cortara mi hermana, que es peluquera, pero recapacité y no creo que fuera un buen recuerdo, así que le tocó a una gran amiga, que también es peluquera, y a la que aprovecho para agradecer que ese momento fuera divertido, aunque un poco difícil para ella.

Y ahora ¿me pongo una peluca o un pañuelo?

Yo tenia muy claro que no quería peluca, por muchas razones. Una de ellas porque en mi ciudad hace mucho aire y me daba miedo que saliera volando y tener que correr detrás de una mata de pelo. Además me encanta cambiar de peinado, y no podía permitirme tener más de una.

Y cuando me probé una peluca que tenía mi abuela guardada…parecía recién sacada de Cuéntame, así que lo vi clarísimo.

 

No quería ser alguien que no soy simplemente por cambiar temporalmente de aspecto, quería verme natural, y para mí el pañuelo era lo más cómodo y con lo que mejor me encontraba. Tengo pañuelos de todos los estampados y para todas las estaciones.

Y ya si eres super moderna, puedes incluir unas pequeñas extensiones de pelo, que yo sujetaba con el mismo nudo dentro del pañuelo.

 

Lo más importante es estar cómoda y sentirte bien contigo misma, no sentir que todo el mundo mira tu cabeza, y si lo hacen por lo menos que nos dé igual, porque nosotras nos vemos guapísimas, con peluca o con pañuelo.

 

Os comparto un video casero que grabé a una amiga de cómo poner un pañuelo, de una forma rapida y sencilla, y que no aplasta las orejas.

Cuánto más colorido y estampado es el pañuelo, más alegria.

 

Espero que os ayude

Anuncios

6 comentarios

  1. Estoy de acuerdo contigo en que fue uno de los momentos más duros. Es como hacer más visible la enfermedad y es demasiado repentino… Da igual que ya lo sepas, ese momento en que empieza a caerse el pelo a puñados te “revuelve”. En mi caso también empezaron a caerse las cejas desde la primera sesión (en realidad todo el vello corporal), y me pilló un poco por sorpresa, me sentó bastante mal (las cejas te dan expresión y normalidad, de repente me veía rara y… bueno, enferma). Pero como bien dices, hay apaños muy buenos para verse mejor, siguiendo tu estilo y tu forma de llevar estos cambios.
    Gracias por compartir tu experiencia, tu opinión y tus truquis!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s